catalogo lidl

Aquí tienes los mejores precios de folleto catálogo Lidl. Gracias a catalogosdetiendas, descubrirás las ofertas de catálogo Lidl
En 1930 se fundó en Alemania el primer supermercado Lidl, como un supermercado tradicional, sin embargo, para 1970 se comienzan a inaugurar los primeros supermercados de descuento como se conocen hoy en día.

Este supermercado puede considerarse como un híbrido entre las grandes tiendas de descuento y los supermercados tradicionales, ya que ofrece todos sus productos a un precio realmente bajo, y esto se debe a que recortan gastos en todas las áreas posibles, como la decoración (de allí su similitud con las grandes tiendas de descuento).

Lidl se empezó a expandir, a finales del siglo pasado, a diferentes países de toda Europa, llegando a tener, en la actualidad, casi 10.000 sedes en 26 países del continente. Su llegada a España ocurrió en el año 1994, con la inauguración de su primera sede en la Ciudad de Lleida, y, por más de 20 años, ha adaptado el modelo de negocio que le caracteriza al mercado español.
Para ello, les ofrece a los españoles los más variados productos de higiene personal, perfumería, limpieza del hogar y alimentos, tanto frescos como envasados, de una gran calidad y a los mejores precios posibles en el mercado.

Dentro de España, Lidl cuenta con más de 530 sedes ubicadas dentro del territorio español, que le ayudan al Grupo Schwarz a obtener ganancias netas de hasta 2.708 millones de euros sólo dentro de España (a nivel global sus ganancias superan los 79.000 millones de euros).
Estas sedes se mantienen surtidas gracias a 9 grandes cadenas de distribución que han distribuido por todo el territorio español, y se encuentran ubicadas en Barcelona, A Coruña, Madrid, Valencia, Vitoria, Sevilla, Murcia y Santa Cruz de Tenerife.

Dentro de España, Lidl tiene una planilla de más de 10.000 profesionales que ayudan a atender a más de 3 millones de clientes cada semana, por lo que se le ofrecen beneficios por encima de la media a cada empleado al mismo tiempo que se les exige ser proactivos y mantenerse motivados por el lugar de trabajo y para cumplir sus responsabilidades principales, como lo son atender a los clientes y surtir todos los paneles de distribución que se encuentren sin stock.
Así mismo, la compañía ofrece vehículos de la empresa a los que entren a los cargos de jefe de zona, con todos los gastos cubiertos, y que además pueden utilizar de forma personal también, esto como estímulo para mantenerse motivado constantemente y poder asumir el reto laboral que implica las exigencias de Lidl.